Conducir en verano en las mejores condiciones

conducir en verano

En verano es tiempo de realizar largos desplazamientos a nuestros destinos vacacionales. Es época de grandes atascos en las principales vías del país, y sumado a las altas temperaturas, podemos vernos mermados en nuestra capacidad de conducción.

El cansancio, la posible deshidratación y nuestro estado de ánimo ante cualquier percance puede ponerse en nuestra contra, por lo que para minimizar en la medida de lo posible estos factores, os aconsejamos una serie de pautas a seguir durante nuestro viaje en coche:

- Realiza una buena puesta a punto del vehículo antes de salir. Comprueba el estado de los neumáticos, revisa los niveles de aceite, líquido de frenos, estado del aire acondicionado o climatizador, etc.

- Planifica la ruta que vayas a seguir con antelación, ya que, como dijimos anteriormente, los atascos son muy frecuentes en estas épocas y a los destinos más turísticos.

- La temperatura dentro del coche es importante mantenerla constante (entre 22-23 grados) para conseguir estar cómodos pero no relajados, además de una buena medida de ahorro de combustible.

- Utiliza vestimenta y calzado cómodo, pero nunca utilices playeras.

- No olvides hacer uso de los elementos de seguridad pasiva, como son el cinturón de seguridad o la silla para bebés y niños.

- Si fumas, que no es aconsejable, no arrojes colillas ni cenizas por la ventanilla, el riesgo de incendio en verano es muy elevado.

Deja un comentario

Comentarios cerrados.